Un buen dedal es un elemento que no puede faltar en ningún costurero. Es un elemento de lo más útil para realizar trabajos de costura a mano, protegiéndote los dedos de molestos pinchazos de agujas.


Dedales de costura

Estos elementos son baratos y totalmente recomendados para las labores de costura. Un dedal de metal facilita las labores de costura, evitando indeseables pinchazos y ayudando a manejar la aguja en ciertos momentos. Gracias a los dedales, podrás enfilar de manera sencilla y sin miedos las agujas en las telas sin miedo a hacerte daño. Tienen pequeños agujeros que sirven para que la aguja no resbale.

¿Como usar un dedal de costura?

Primero debes colocar el dedal en el dedo anular o corazón, dependiendo de lo que más convenga y se adapte a la postura de costura. Cuando se necesite enfilar una aguja de manera rápida y segura, deberás apoyar el dedo equipado con este dedal y empujar el alfiler. Apreciarás la ayuda de un buen dedal sobre todo cuando estés trabajando con materiales duros como el fieltro, os resultará mucho más sencillo

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

 ACEPTAR  |  Cómo configurar.